Retorno a la Primaria

•abril 23, 2010 • 2 comentarios

El juego es cosa seria. Hace como año y medio leí en Juxtapoz un artículo sobre Where the Wild Things Are, la película de Spike Jonze basada en el libro homónimo. De inmediato supe que tenía que verla. Durante los 15 meses de espera me hice de la playera, el soundtrack, algunos juguetes y hasta de novela con portada de peluche inspirada en el libro de Maurice Sendak.

(Sé que vi ese libro en algún momento de la primaria)

Anoche la terrible seriedad del juego infantil, con sus miedos, libertades, leyes severas y maravillas, extrajeron cual pinza para escargots algunos recuerdos. ¿Quién no construyó su propia cueva de 1.50 x 0.50 metros… sin fondo?
El barco de papel se perdió en alta mar a 2 cm de la almohada, una noche de sábanas infinitas.

15 razones para vender tu alma al Diablo

•abril 12, 2010 • 221 comentarios

Allá por 1992 era un adolescente arruinado por el amor. Y vaya que cabe tanta esperanza en la desesperanza de un adolescente. Alcohol, poesía y blasfemia fueron tres hadas que se hicieron presentes para darme la palmada en el hombro. Una tarde particularmente desesperada se me ocurrió vender mi alma al Diablo. Encerrado en mi habitación me puse a gritar: “Si existes, ¡aparécete hijo de puta!”. No hubo respuesta salvo tres hadas perennes: alcohol, poesía y blasfemia. The Imaginarium of Doctor Parnassus o cómo vencer al tiempo con la chaqueta onírica. La película de Terry Gilliam tiene un mandamiento: “Imaginación, lo que me gusta sobre todo de ti es que no perdonas”. Su nueva bofetada hace preguntarse ¿bajo qué circunstancias venderías tu alma al Diablo?

1 El alma por un trago de cerveza a las 15:30 horas un viernes después del trabajo.
2 El alma por poseer ese ‘medallón del silencio’ de aquel capítulo de La dimensión desconocida para quedarte solo en el mundo junto a la mujer que amas.
3 El alma por un King Kong que te lleve la chingada y muy lejos de aquí.
4 El alma por volver a aprender a andar en bici con tu papá.
5 El alma por ponerse una borrachera con Cristo y exigirle estar esa noche en el Paraíso.
6 El alma por ver la telenovela de las siete con tu abuela.
7 El alma por un cigarro el día del Juicio Final.
8 El alma por lanzar el pase de anotación de la victoria en un Super Bowl.
9 El alma por volver a abrir el empaque del Halcón Milenario el día de los Santos Reyes.
10 El alma por volar durante dos horas sin destino alguno.
11 El alma por volver a pasear con tu perro que se fue en 2008.
12 El alma por morir haciendo el amor.
13 El alma por el puro gusto de entregarla.
14 El alma, la puta alma…

Soundtrack: shuffle de Slowdive.

Manifiesto Sordera

•febrero 24, 2010 • 7 comentarios

No más gritos, suspiros, el vuelo de una mosca, chicle bomba, rayos y centellas, Bach, gallo a las 6 de la mañana… Low dice “When I Go Deaf”:

When I go deaf
I won’t even mind
Yeah, I’ll be alright
And I’ll be just fine

I’ll stay out all night
Looking at the sky
I’ll still have my sight
Yeah, I’ll still have my eyes

And we will make love
We won’t have to fight
We won’t have to speak
And we won’t have to lie

And I’ll stop writing songs
Stop scratching out lines
I won’t have to fake
And it won’t have to rhyme

When I go deaf
When I go deaf
When I go deaf
When I go deaf…

Nota: hagan oídos sordos a la calidad del audio.

Las Maravillas de la Huesuda

•febrero 21, 2010 • 16 comentarios

Macabro hallazgo, maravilloso hallazgo. The Lovely Bones es el susurro más violento y hermoso de los últimos 200 años. Esa “energía eterno deleite” en los ojos de Susie Salmon es un anzuelo que muerdes desde la primera mirada. La muerte infalible/implacable/hija de puta es un susurro en las manos de Peter Jackson. La muerte es gore per se haya o no sangre. Es el whisky es el mar es el sendero alumbrado por la vacilación que tiene poco que ver con el azar. La muerte infalible/implacable/hija de puta guarda un beso en su palma descarnada. Y resulta que el pájaro más hermoso es dibujado por el terror. Libretita macabra, libretita memoria que uno desconoce pero intuye basurero genealógico. El dream team Spielberg-Jackson-Eno y Cia. no necesita del artificio Avatar para construir un drama de barco encerrado en la botella que se rompe en pedazos incontables por la exhalación ‘esa soy yo’ de la muerte infalible/implacable/hija de puta. “Here I am, here I am waiting to hold you, did I dream you dreamed about me? Were you here when I was full sail?” Hay un océano allá adentro que llora y sonríe porque hay que llorar y sonreír.

Soundtrack: ‘Heaven or Las Vegas’, Cocteau Twins.

Princesa Tsunami

•febrero 17, 2010 • 5 comentarios

Princesa Tsunami es un upper cut de los dioses en pleno rostro, viene de un mar desconocido con su cargamento de instantáneas abisales y medusas de ojos verdes… ¿Cómo explicar que en unos segundos una ciudad se vaya al carajo? Uno de los sueños de anoche fue un grado más que ¿real?. Conduzco el auto en busca de un lugar para estacionarme, el camino está mojado y algo peligroso. ¿La zona? Tláhuac quizás. Luego de un par de vueltas logro estacionarme, me bajo del auto y camino hacia mi destino (que no recuerdo); al llegar a una especie de mirador me topo con un tipo de unos 35 años y, sin alcanzar a preguntarle cómo encuentro el lugar que busco, veo que en el horizonte –detrás de los edificios– se asoma una ola gigantesca. Pronuncio una frase de sorpresa que inlcuye algún “¡no mames, ya nos llevó la chingada!” y vemos cómo la ola arrasa con facilidad asombrosa la Ciudad de México. ¿La reacción? “¡Ya valió madres!”. Sin que podamos deternos a observar el desastre, vemos venir una segunda ola todavía más grande. Reaccionamos de inmediato, nos damos la vuelta y corremos en busca de un refugio; luego de descartar un par de lugares poco seguros, entramos en una guardería donde un portero en absoluta calma nos deja pasar tras explicarle sin mucho detalle que se acerca un tsunami. El fin del mundo, pues. El tipo de unos 35 años me dice que ahí se encuentra su hija y, mientras la buscamos, pienso en silencio: “La historia de un padre que salva a su niña del tsunami sería una buena película…”
Princesa Tsunami tiene una casita en los bosques de Finlandia.

Nota: no se lesionó a ningún violinista durante el tsunami.

Charles Bronson reAction Figure®

•febrero 11, 2010 • 6 comentarios

¿Cansado de la gente que tapa los baños de su escuela u oficina? ¿Harto de ese vecino que deja colillas de cigarro en la escalera? Ya no se angustie, Juguetes Mi Alergia® trae para usted Charles Bronson reAction Figure®, un novedoso sistema de venganza anónima que acabará con aquello que le aflige. Ya sea que lo programe en formato Harmonica (Once Upon A Time in The West), hit man (The Mechanic), puño limpio (Hard Times) o el clásico vengador anónimo (Death Wish), su Charles Bronson reAction Figure® le garantiza calidad y limpieza en su trabajo. Ordénelo ahora y llévese de regalo un Valentín Trujillo Action Figure® ¡totalmente gratis!

El Charles Bronson reAction Figure® incluye:
• 2 calcetines con perillas.
• 1 rifle de asalto AK-47.
• 3 pares de pantimedias Canon.
• 5 granadas de mano.
• Un par de lentes oscuros Ray-Ban 1982

Nota: las boinas se venden por separado.

Visita al ortopedista

•enero 29, 2010 • 2 comentarios

Diagnostico:

Me ha crecido un ojo entre dos vértebras lumbares. La razón se pone de rodillas y pide “¡Crucifíquenme!”